La vida en Bordeaux

Entradas etiquetadas como ‘estudiantes’

Día 116


Carte 12/ 25

La tarjeta 12/25 cuesta 50 euros. Tiene una validez de un año y con ella adquieres entre un 25 y un 50% de descuento en los trenes de Francia. Los trenes son extremadamente caros, así que sí vas a hacer un viaje os recomiendo firmemente que la compréis.

Yo realizaré un viaje de una semana a finales de mayo: fugazmente visitaré Rennes, Nantes, el Mont Saint Michel, Saint Maló y Caen.

Tenéis que tener en cuenta que los trenes suelen ser súper puntuales, que tenéis que validar el tique en los andenes antes de subir y que podéis comprar billetes para el mismo día.

La tarjeta se compra en la misma estación y te la dan al momento, siempre ey cuando lleves una fotografía.

Os dejo una foto que tomé en la estación de Bordeaux (Saint Jean).

Días 78 y 79


Fiesta

Otra fiesta en un piso, con más españoles que franceses. Música, vino, risas. Y se acabó a las 2.

Poca cosa hay abierta en Bordeaux más tarde, pero de ahí fuimos a otros piso donde hubo refugio de la lluvia, refugio anti-irse a dormir tan pronto, donde charlamos y reímos un rato, para acabar la noche con una guitarra que iba pasando por personas que tenían un grupo musical -un inglés, un británico y un español-.

¡Cuánto músico!

Me gustan las noches de sábado en Bordeaux, o mejor dicho, las noches de fiesta.

Día 77


Mac du Crous

El M.A.C (Maison d’Activités Culturelles) es un servicio/asosiación cultural del Crous de Bordeaux para estudiantes, que realiza su mayor actividad en Village III -Unitec-, cerca de la universidad Bordaux3.
Esta “Casa de Actividades Culturales” cuenta con una sala – que se llama Théâtre de Verdure – con capacidad de 250 personas, que en la que se realizan talleres, veladas culturales, conciertos y otros espectáculos a razón de 2 a 3 noches a la semana.

Madison Street Family

Ayer vi un concierto, gratuito, en el MAC que no estaba nada mal. Hoy he escuchado más canciones y realmente el grupo es muy bueno -aunque ya sé que eso va a gustos, pero ale, a mí me ha gustado mucho-. Madison Street Family, es un grupo independiente de bordelenses formado por 8 músicos y una cantante. El tipo de música es funk, afrobeat y soul.

Os dejo también una foto, aunque se ve mal, pero es la mejor de todas las que hice, sorry.

Madison Street Family en el M.A.C

Día 76


Jardin Public

La tarde en el Jardin Public fue bien, ya que el tiempo acompañaba. Entramos por el lado del río. Nada más entrar vimos un estanque con diversos cubículos, en los cuales había diferente flora.

Estanques del Jardin Public.

En el estanque principal había peces y algún pato. Al acabar el gran estanque había una especie de zona con diversas rocas, árboles y plantas.

Lo curioso de ellos es que, a modo recorrido, había pequeñas indicaciones que explicaban qué tipo de especie era aquello que estabas viendo, sobre todo árboles, y de dónde procedía. La procedencia era variada, de todos los continentes.

Al acabarse el camino te encontrabas con césped. Ahí nos detuvimos. Estuvimos un rato disfrutando de la tarde. Como os entró sed, nos fuimos. Sin darnos cuenta de que en la parte final del parque, se encontraba el jardí botánico, junto a un bar, cubierto en parte a modo invernadero. ¡Qué lástima!

Pero volveremos y lo veremos entero.

Las verdad es que recomiendo la visita  ya que es un sitio curioso de conocer, y eso que sólo he visto la mitad del lugar, y pese a las obras y edificios que afean y rodean el Jardin Public.

Os dejo una foto detalle de uno de los cubículos, donde había caracolas vivas. Jamás había visto algo así, y mucho menos en un parque.

Caracolas en uno de los cubículos estancados. En otros había renacuajos, peces...

 Saludos 😛

Día 67


Restaurante japonés

El otro día fui a un restaurante japonés, Chiba Ramen que está en el centro: justo al lado de Victorie.

Puntos fuertes:

  • Ambientación otaku, con pósters de series anime, como por ejemplo Naruto.
  • Te sirven rápido.
  • Es barato: nos costó unos 8 euros por persona.
  • Tienen comida para llevar.

Puntos débiles:

  • Pese a el nombre del restaurante su ramen, que a priori tenía muy buen pinta, es malo, mejor dicho, malísimo. Al menos el de cerdo.

Bueno, pues ahí va esta información por si le sirve a alguien. Os dejo alguna foto:

Pondré más opiniones de otros sitios a los que he ido de ahora en adelante. Saludos 😀

Días 27 y 28


Braderie

¡Hola!

Perdonad por mi retraso al escribiros. Lo destacable de mi día 27 fue que fui a una “braderie” se hacen dos veces al año, durante tres días consecutivos. Es una especie de rastrillo-mercadillo, donde las tiendas sacan a la calle unas paradas con lo que no han vendido en las rebajas a un precio reducido. ¡Me compré una mochila por 4 euros y unos zapatos por 5!

La verdad es que estuvo bien, ojalá hubiera tenido más tiempo para ver más, pero llegué algo tarde. Después me fui a una fiesta que estuvo muy bien. Lo de siempre: llevas algo para beber y entras en una casa a la que alguien te invita. En este caso fui al piso de una española, Carlota, que es española y comparte piso con otra española. Se llenó de gente: había griegos, italianos, franceses, alemanes y españoles. Me lo pasé en grande y de nuevo aprendí un montón de francés.

Y luego volví en el bus.

A partir de las 00.30 no hay tram hasta las 5. Así que desde Victoire pasan buses cada hora (1.40, 2.40, 3.40, 4.40) y te van dejando en las paradas de tram prácticamente, va en paralelo.

El domingo me tocó estudiar, descansar y planificar la semana.

P.D Aquí tenéis fotos de la braderie http://www.saint-tropez.fr/fr/Agenda/Retourenimage/tabid/453/BlogDate/2010-10-31/DateType/month/Default.aspx .

Días 25 y 26


Cafés y lugares culturales

Mi día 25 consistió en ir al curso de francés y aprender muchísimo a través de la música, de traducir las canciones, de escuchar e intentar saber qué dicen. Ciertamente el curso va bien y mi francés va mejorando, como el del resto de la clase, lo que hace que nos podamos comunicar entre nosotros cada vez mejor y que haya cada vez más buen rollo. Hay gente de todos los países en el curso, de todas las edades y que se dedican a cosas completamente diferentes: desde estudiar una carrera, un doctorado, gente que está investigando, gente que se ha casado con algún/a francés/a y está aprendiendo el idioma, gente que lo necesita para trabajar… Eso te obliga a relacionarte en francés y vas aprendiendo el idioma, pero también las impresiones que tienen de Bordeaux las diferentes personas de la clase, así como detalles del lugar de donde vienen.

Y ayer, en mi día 26, fui al Café Brun a ver un concierto de Jazz. Este café estaba decorado de un modo muy bohemio, muy típico francés: me encantó la iluminación, el ambiente, la decoración, las figuras, el forro de las paredes, los cuadros y en definitiva todos los motivos culturales que hay.

Café Brun

El concierto era a las 19, y nosotros llegamos una hora antes para coger sitio. Y menos mal…porque al cabo del rato no cabía ni una aguja. Sirven todo tipo de cerveza, sobre todo francesa, pero los que no son cerveceros -yo- pueden tomar cocktails e incluso sangría. ¿El precio? A partir de 3,5e. Está bien, considerando que suelen hacer conciertos y éstos suelen ser gratuitos.

El grupo que fuimos a ver, Alasoruce (http://www.myspace.com/alasourcemusic), toca y canta folk francés, y me gustó mucho verlos porque así conozco un poco más la cultura francesa y el espíritu bordelés. Sin duda, volveré a éste café, y buscaré otros similares, ya que parece ser que hay una gran oferta cultural en los bares y cafés de Bordeaux.

Más tarde, buscando un bar que cerrara tarde para refugiarnos del frío, acabamos en Au chat qui pêche, “El gato que pesca”, donde por 5 euros te haces socio para toda la temporada entregándote un carnet al momento. Sólo puedes entrar con dicho carnet. Está abierto hasta las cuatro. Cuando entré descubrí que era una especie de punto de reencuentro cultural, con salón de té, caricaturas artísticas en las paredes, pequeño escenario para actuaciones…Hay sofás, mesas…Y durante el día hacen comidas.

Au chat qui pêche

Ya hoy, para escribiros, he buscado algo de información por internet de este sitio tan curioso, y he visto que puedes dejar en el mostrador un CD de música para que lo vean y si consideran que es bueno, puedes actuar allí.

Ellos se describen como “Un círculo de asociaciones con el objetivo de promover la música local, la promoción de un acceso fácil y conciertos gratuitos para sus miembros”.

En Bordeaux muchas veces el ocio va de la mano de la cultura y ésta es accesible para los estudiantes.

Pasas un buen rato con los amigos, aprendes cosas nuevas y disfrutas de directos impresionantes.

¿Qué más se puede pedir?

Nube de etiquetas