La vida en Bordeaux

Entradas etiquetadas como ‘eramus’

Día 116


Carte 12/ 25

La tarjeta 12/25 cuesta 50 euros. Tiene una validez de un año y con ella adquieres entre un 25 y un 50% de descuento en los trenes de Francia. Los trenes son extremadamente caros, así que sí vas a hacer un viaje os recomiendo firmemente que la compréis.

Yo realizaré un viaje de una semana a finales de mayo: fugazmente visitaré Rennes, Nantes, el Mont Saint Michel, Saint Maló y Caen.

Tenéis que tener en cuenta que los trenes suelen ser súper puntuales, que tenéis que validar el tique en los andenes antes de subir y que podéis comprar billetes para el mismo día.

La tarjeta se compra en la misma estación y te la dan al momento, siempre ey cuando lleves una fotografía.

Os dejo una foto que tomé en la estación de Bordeaux (Saint Jean).

Anuncios

Día 114


Laverie

Si vivís en una residencia, tendréis que tener mucho cuidado al coger las fichas. Cuando abra el acceil, tenéis que ir a comprarlos. Si vais más tarde de las 9 ya no hay. Otra opción es ir a las 19 el fin de semana, ya que es cuando van a recoger las fichas de la laverie para revenderlas de nuevo.
Es una misión imposible, a veces, lavar la ropa si, por cuestiones de horario, no podéis ir a buscarla a estas horas. Comprad dos fichas si podéis.
Aunque siempre tenéis la opción de ir a Peixotto que hay una Laverie para todo el mundo (3.50euros versus 1.50 en la resi) o cualquier laverie del centro.

Días 90, 91, 92 y 93


Cinema Pessac

Cinéma Jean Eustache

Estos días han sido de hacer trabajos, ir de compras… y he ido al cine. Los cines de Pessac son particulares por su ambientación y decoración. ¡Os recomiendo la visita!

El cine de Jean Eustache Pessac, un espacio de entretenimiento y eventos, ofrece un programa donde las películas en versión original tienen un lugar especial, que alberga retrospectivas y  noches temáticas.

En su web -en francés, http://www.webeustache.com- exponen que: La asociación Cine Jean Eustache es garantizar la gestión, la programación, la comunicación y las animaciones de Cine Jean Eustache .

Esta asociación tiene como objetivo:

  •  la programación en el área de arte, ensayo y cine,
  • asegurar la calidad de las relaciones establecidas con las asociaciones, la cultura y la educación en el municipio y su área metropolitana,
  • promover la educación artística y la formación en las industrias de cine y audiovisuales,
  • desarrollar el gusto por el cine,
  • participar en todas las actividades encaminadas a promover el cine local,
  • contribuir a la animada ciudad de Burdeos,
  • mantener relaciones con los diversos profesionales del cine, el audiovisual, la educación y la cultura.

Salón recepción

En un espacio de 400m2, encontramos áreas para el descanso, el ocio y la espera para ver las películas.

  • Café y confitería, abierta todos los días de 14h a medianoche (jueves de 18h a medianoche).
  • Rincón de los niños con juegos
  • Sala de estar con biblioteca, bancos, piano …
  • Espacios de exposición dedicado a la película y al cine.


Salas

Las salas están ambientadas con motivos de diversos referentes culturales del mundo del cine. Hay un total de 5 salas con 780 asientos en total. Los asientos son amplios y cómodos.

  • Sala CHARLIE CHAPLIN: 165 asientos – Dolby Digital.
  • Sala LAUREL Y HARDY: 135 asientos – Dolby Digital.
  • Sala Buster Keaton: 65 escaños – Dolby SR.
  • Sala JACQUES TATI: 85 plazas – Dolby Digital con pantalla base de 7 m.
  • Sala FEDERICO FELLINI: 330 asientos; 1,10 m entre hileras; Dolby Digital EX ; base de la pantalla 14m; bucle magnético equipado para los discapacitados auditivos

Os cuelgo fotos de la sala 2, que es en la que yo he estado:

Día 76


Jardin Public

La tarde en el Jardin Public fue bien, ya que el tiempo acompañaba. Entramos por el lado del río. Nada más entrar vimos un estanque con diversos cubículos, en los cuales había diferente flora.

Estanques del Jardin Public.

En el estanque principal había peces y algún pato. Al acabar el gran estanque había una especie de zona con diversas rocas, árboles y plantas.

Lo curioso de ellos es que, a modo recorrido, había pequeñas indicaciones que explicaban qué tipo de especie era aquello que estabas viendo, sobre todo árboles, y de dónde procedía. La procedencia era variada, de todos los continentes.

Al acabarse el camino te encontrabas con césped. Ahí nos detuvimos. Estuvimos un rato disfrutando de la tarde. Como os entró sed, nos fuimos. Sin darnos cuenta de que en la parte final del parque, se encontraba el jardí botánico, junto a un bar, cubierto en parte a modo invernadero. ¡Qué lástima!

Pero volveremos y lo veremos entero.

Las verdad es que recomiendo la visita  ya que es un sitio curioso de conocer, y eso que sólo he visto la mitad del lugar, y pese a las obras y edificios que afean y rodean el Jardin Public.

Os dejo una foto detalle de uno de los cubículos, donde había caracolas vivas. Jamás había visto algo así, y mucho menos en un parque.

Caracolas en uno de los cubículos estancados. En otros había renacuajos, peces...

 Saludos 😛

Día 67


Restaurante japonés

El otro día fui a un restaurante japonés, Chiba Ramen que está en el centro: justo al lado de Victorie.

Puntos fuertes:

  • Ambientación otaku, con pósters de series anime, como por ejemplo Naruto.
  • Te sirven rápido.
  • Es barato: nos costó unos 8 euros por persona.
  • Tienen comida para llevar.

Puntos débiles:

  • Pese a el nombre del restaurante su ramen, que a priori tenía muy buen pinta, es malo, mejor dicho, malísimo. Al menos el de cerdo.

Bueno, pues ahí va esta información por si le sirve a alguien. Os dejo alguna foto:

Pondré más opiniones de otros sitios a los que he ido de ahora en adelante. Saludos 😀

Días 65 y 66


Entre libros

¿Qué contaros de la vida en Bordeaux?

El domingo estaba liada con los trabajos de la universidad de allí, de Barcelona.

Aquí, en Bordeaux, la mayoría de las asignaturas acaban sobre la tercera semana de abril. A finales de abril y en mayo se realizan los exámenes. Ahora mismo también estoy preparándome para los exámenes y trabajos.

Como os dije, los profesores son muy amables y flexibles con los erasmus. Tanto, que hoy mi profesor de antropología de la prehistoria -Michel Lenoir, una eminencia viva de la arqueología y del periodo prehistórico- me ha acompañado a la biblioteca, para ayudarme en la elección de libros para mi trabajo.

La semana que viene, cuando ya tenga todos los libros que necesito de todas las materias y haya hecho un esquema de cada trabajo,  me pongo con ellos ya al 100%.

Asusta un poco eso de hacer trabajos en francés. Veremos cómo salen :D.

Día 64


Saint-Emilion

La visita a Saint-Emilion ha estado muy bien.  A las 10 partimos hacia allá en autobús, y llegamos sobre las 10.45. Nos esperaba allí una guía que nos explicó varias cosas. Destacaré algunas:

Vista panorámica del pueblo medieval.

Saint Emilion es un pueblo turístico pero también es considerado patrimonio cultural por la UNESCO: únicamente viven 180 personas. Sin embargo, recibe un millón de visitas al año, tanto de peregrinos (forma parte del Camino de Santiago), como de turistas en busca de conocer sobre todo sobre su ermita monolítica, que data del siglo VIII, y sus viñedos.

Vista exterior de la ermnita monolítca. Su gran campanario, que pesa miles de kilos, descansa únicamente sobre dos de sus pilares que también han sufrido infiltración de agua.

Es interesante saber que Emilion vivió 17 años en una cueva, y rápidamente unos discípulos se instalaron con él.  Fue a ella en busca de la tranquilidad y huyendo de la fama, que había alcanzado gracias a “milagros” como curar la ceguera y dar de comer a los pobres.

Estos mismos discípulos construyeron tan sólo en 10 años ermita monolítica sobre piedra calcaría. Éste es un material muy fácil de cortar, pero también es muy permeable. Hace pocos años hubo una inundación, por lo que los pilares se llenaron de agua.

Decidieron asegurar los pilares con unos hierros antiestéticos pero necesarios, para evitar que la construcción se caiga. Y es que, la ermita monolítica está catalogada como unos de los 100 monumentos más peligrosos del mundo, por miedo a su derrumbe, aunque gracias a los pilares, de momento es segura.

Para la instalación de dichas sujeciones, cerraron al público durante 6 meses,  en los cuales aprovecharon también para estudiar las catacumbas y realizar excavaciones. Éstas, además de muchas otras cosas, desvelaron la razón por la que las columnas no se había “infectado” de agua todavía: había un sistema de drenaje de agua, de filtración, como un sistema de alcantarillas, que echaban fuera el agua y permitían mantener la construcción seca. Sin embargo, al desconocer la existencia de este sistema que se encontraba a un metro de profundidad del suelo, no se habían limpiado y se habían obstruido, provocando así la inundación y el filtrado desastroso de agua a los pilares.

Ahora, trabajan para sacar el agua del interior, pero aún no se sabe cómo.

Algunos de los barriles de vino.

Curioso¿verdad? Todo lo que sabían los antiguos y lo que desconocemos los contemporáneos. Si lo hubiéramos sabido…

¡Por cierto! Podéis visitar también las catacumbas, en la misma ermita, que está llena de grutas subterráneas, ya que impresionan bastante.

En fin, después visitamos el pueblo, lleno de restaurantes y comercios, donde por cierto podréis comprar macarons, bollería típica francesa y de Saint-Emilion.

Las viñas de Haut-Veyrac, que cuentan con un territorio unas 9 hectáreas, en las que trabajan cuatro personas.

Comimos, y seguidamente fuimos a los viñedos Châteu Haut-Veyrac, que se gestiona y trabaja de forma familiar.

Nos enseñaron las instalaciones y no dieron a degustar vino del año 2001 y 2003.Además allí mismo podías comprar las botellas a un precio asequible (había botellas por menos de 15 euros).

Hay varias plantaciones vinícolas, y los amantes del vino acuden a Saint-Emilion en busca de sabores auténticos.

Os recomiendo que si venís a Bordeaux, conozcáis esta ciudad Medieval llena de magia.

Y más si os gusta el vino, la arquitectura, lo medieval o simplemente queréis ver un sitio lleno de tranquilidad y con un encanto muy, pero que muy especial.

Nube de etiquetas